Bienvenidos a Radio Bemba Veracruz
Viernes 10 de Julio de 2020
2291539165
Las Co- mentadas. ANACRONISMOS
Por Luis Antonio Pérez Fraga

Fecha: 04/05/2020
Hora: 13:05 hrs.

Un anacronismo es: “un error que resulta de situar a una persona o cosa en un periodo de tiempo que no se corresponde con el que le es propio” algo como eso es lo que hemos estado viendo y viviendo en la pandemia del coronavirus en nuestro país; anacronismos que nos confunden, nos dejan pensando, nos hacen dudar y nos provocan confusiones.
¿Cómo es posible? si desde finales de febrero y principios de marzo que se decretó la fase 1 el Dr. López Gatell, comunicó que no iba a comprar respiradores porque eran muy caros pues costaban como 35 mil dólares, dijo textualmente, ahora vemos que no, que cuestan ¡el doble! pues el hijo de Manuel Bartlett vendió al Seguro Social de Hidalgo dichos respiradores en aproximadamente el equivalente a un millón ochocientos mil pesos. Se desató la de Caín en las redes sociales y ante la vapuleada tuvo que salir a explicar que estaban en precio pues eran más baratos que los que compró Claudia Sheinbaum en la CDMX, pues esos habían costado dos millones doscientos mil pesos ¡pááálaaa no me ayudes compadre! Jajajaja.
Así como una contradicción ha resultado el hecho de que, una y otra vez, el Dr. López Gatell nos dice que no hay que usar tapabocas y, por otro lado, la Organización Mundial de la Salud los recomienda como ¡indispensables! entonces... ¿a quién le creemos? por supuesto que el sentido común nos indica que una persona, esté o no esté enferma, lo debe de hacer en la calle ya que si, tal como nos lo han dicho también, hay muchas personas que no saben qué están infectadas, y lo que es peor, que quienes están contagiados permanecen asintomáticos alrededor de 13 días, periodo en el que SÍ pueden contagiar a un sinnúmero de personas, si estos asintomáticos usaran tapabocas no expulsarían saliva y no contaminarían, pero el Dr. Gatell dice que solo lo deben usar quienes ya presentan los síntomas ¿entonces? ¿Los 13 días previos que no presentan síntomas y si pueden contagiar a un sinnúmero de personas sin ellos saberlo qué pex? y lo mismo sucede para quienes están sanos, pero portan un tapabocas para no ser contagiados, al menos, por la boca y la nariz, aunque el contagio también puede entrar por los ojos, ya ven que por ahí entra todo… hasta el amor Jajajaja.
No sé qué sucedió la semana que pasó en Veracruz -como en algunos otros lugares de la república- ya que se vieron abarrotadas calles, plazas públicas, parques, el mercado de pescadería, el monte de piedad y otros, de personas ¡nuevamente en la calle! ¿qué no entendieron lo de quedarse en casa? ¿Ya escucharon que ya llegamos al quinto lugar rebasando incluso a Quintana Roo? Yo creo que la gente después de 40-45 días que ha estado encerrada le llegó el hartazgo y dijo ¡yaaa, ya no aguanto más, a ch.s.m.! Y salió a las calles, porque fue muy señalado en varias ciudades de la república que se relajó la cuarentena, caso especial y notorio fue el de una promoción que lanzó la cadena de pizzerías Little Cesars a nivel nacional y se reportaban colas en Monterrey, Chiapas, Guadalajara y por supuesto en el puerto de Veracruz y en Boca del Río, tanto en la av. Rafael Cuervo como en la entrada de la Tampiquera, donde las colas parecían indicar que estaba regalando despensas algún político pues le daban la vuelta a la esquina -por supuesto sin la sana distancia y sin tapabocas- para agasajar a sus niños en su día (30 de abril). Ello desató la furia de miles de internautas en redes sociales que hicieron ácidos comentarios como: “ahora que necesite alguien un respirador le deberán de preguntar primero si comió pizza o no para ponérselo”; “Yo llevo 45 días encerrado y estos hijos de la ch#&% tan campantes contaminándose y luego nos habrán de contagiar”; “¡No puede ser tanta irresponsabilidad de la gente! piensen en sus familias y que tal vez éste sea el último Día del Niño que pasen con sus hijos por culpa de su imprudencia”, etc.
Otro anacronismo perdido en el tiempo, es por qué apenas se están comprando instrumentos y materiales de protección para los médicos del sector salud pues tiene 2 meses que tuvimos de ventaja y ya era para que esos materiales estuvieran en todas las clínicas, pero ¡NO! Sigue habiendo, hasta esta semana que pasó, protestas de médicos y enfermeras en diversos estados, en donde exigen materiales de protección para atender a los enfermos ¿Cómo es posible? cuando ya llevamos 2 meses de que, se supone, empezamos a tomar en México las medidas adecuadas, pero la novedad, es que siguen sin insumos ni protección muchos doctores y doctoras del sector salud enfrentando heroicamente a la enfermedad y al contagio poniendo en riesgo su propia vida y la de sus familias. Apenas se está dotando de insumos como si fuéramos en la fase 1 a los hospitales, los cuales dijo el sábado qué pasó el Dr. López Gatell que todavía tenían una capacidad del 70 % para recibir enfermos de Covid, pero a nivel nacional, pues la aplicación que sacó el gobierno de la CDMX para saber a dónde llevar a sus enfermos indica que ahí, al menos, ¡once hospitales! ¡los más grandes! Ya están 100% saturados tanto los respiradores como las camas de terapia intensiva y ya no es posible aceptar a ni un paciente más, lo mismo con los hospitales del ISSTE, hospitales que atienden a los trabajadores del gobierno y que, según nos informó, ya se encuentran saturados a un 85 %, cuando apenas vamos al pico de la pandemia del el 6 al 10 de mayo dijo. Lo cierto es que aún siguen en las calles personal de salud pidiendo protección para ellos. Vi un reportaje en televisión en el que se pueden observar las huellas en el rostro -por los visores apretados que usan y el tapabocas permanente- de las marcas a muchas doctoras y médicos mexicanos ejemplares.
Otro anacronismo, fuera de lugar y del tiempo, es el que el gobierno federal a través del canciller abrió una cuenta bancaria para que todos los mexicanos donemos dinero ¡para insumos médicos! La iniciaron con 900 millones de pesos y aquí surgen 2 preguntas, la primera es: ¿Por qué hasta ahorita, en plena fase 3? Y la segunda: ¿Por qué todos los mexicanos debemos de pagar el equipo médico al que el gobierno está obligado a otorgar desde hace, mínimo, 2 meses? no se puede argumentar que por falta de recursos, ya que la cancelación de los fideicomisos públicos federales les dio miles de millones de pesos que muy bien aquí se podían haber empleado pues “se expropiaron” con ese argumento, o con el aferramiento de seguirle metiendo miles de millones de pesos a PEMEX (se habla de alrededor de 150 mil millones más que le van a invertir a ese ¡barril sin fondo!) ya que, ahora, cuesta más extraerlo que lo que vale y ¡lo peor! que la pérdida, solo de este primer trimestre, es de ¡562 mil 200 millones de pesos! o sea, más de 600 veces lo qué hay en ese fideicomiso en el que nos piden que aportemos. ¡Quinientos sesenta y dos mil 200 millones!... a veces los números no nos dicen nada, pero pongámoslo en perspectiva para que tengamos una dimensión del billetototote; es el equivalente a comprar 2 respiradores ¡por minuto! o a 312 mil, si se los hubiéramos comprado al hijo de Bartlett, o a 187.4 aviones presidenciales, o a 3.8 del costo total de Dos Bocas, o a 3.2 veces el costo del tren maya, o a 7.9 veces del costo por cancelar el NAICM, o al 2 % del PIB .... Uyuyuyyyy.
En fin, estimado lector, lectora de NOTIVER, la recomendación sigue siendo la misma: cuidémonos todos y cuidemos a nuestras familias ¡NO saliendo de casa! Ya sé la respuesta de muchos: “¿y tú me vas a mantener?”, o: “de algo me he de morir” pero hay que decidir entre: guardar las medidas que todos ya conocemos y aislarnos, o poner en riesgo nuestra vida y la de quienes viven en nuestra casa, ya que, por el momento, es lo único que los ciudadanos podemos hacer (además de apoyar económicamente o con alimentos a nuestros más próximos en necesidad, los que podamos hacerlo) para mantenernos a salvo, pues las autoridades de salud nos anuncian que apenas ¡viene lo peor! y no solo por los contagios, sino por la incapacidad de camas de terapia intensiva y respiradores, ante mayor indolencia de quienes sigan saliendo a la calle cual si nada sucediera ... que Dios nos cuide a todos.

Las Co-mentadas en: lperezfraga@yahoo.com.mx

Compartir


Otras Columnas

Desarrollado por iworks.mx