Bienvenidos a Radio Bemba Veracruz
Viernes 21 de Septiembre de 2018
2291539165
Vivir en el Golfo EL CAMBIO... SE ESTÁ PONIENDO RANCIO
Por Rodolfo Herrera

Fecha: 06/08/2018
Hora: 14:57 hrs.

Aún sin tomar posesión como presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador ha desatado la polémica que lo va acompañar todo el sexenio, con la inclusión de Manuel Bartlett Díaz como director de la Comisión Federal de Electricidad.
La figura de Manuel Bartlett Díaz, despertó el odio electoral que ha acompañado a este país desde el gran fraude electoral de 1988, cuando siendo Secretario de Gobernación y Presidente de la Comisión electoral, anuncio el triunfo del priista Carlos Salinas de Gortari tras la famosa frase “Se nos cayó el sistema”.
En aquel proceso electoral, los actores en campaña fueron por la izquierda Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano que ya se hacía acompañar del joven Andrés Manuel López Obrador en la corriente democratizadora del PRI y posteriormente en la candidatura del Frente Democrático Nacional.
Por el PRI, que ya sufría un fuerte desgaste cuando fue abandonado por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, el Presidente de la República Miguel de la Madrid candidateó a su Secretario de Programación y Presupuesto Carlos Salinas de Gortari, quien inició campaña con la frase “Que hable México”.
Por el Partido Acción Nacional, un jovial empresario de nombre Manuel de Jesús Clouthier del Rincón también conocido como “Maquío”, inició una campaña exitosa desde Monclova Coahuila, tratando de alcanzar la silla presidencial con propuestas progresistas.
Meses después de la campaña, “Maquio” sufrió un sospechoso accidente de carretera que le provocó la muerte a él y a su acompañante.
Hoy, hace 30 años del fraude electoral provocado por Bartlett y de la muerte por accidente de Clouthier, su hija Tatiana Clouthier, se convirtió en la coordinadora de campaña del hoy presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador.
Por ello, no es casualidad que la exitosa jefa de campaña del Peje e hija de un luchador social fallecido, se haya pronunciado tan abiertamente en contra del nombramiento de Manuel Bartlett como director de la Comisión Federal de Electricidad, declarando que: “Bartlett no era el mejor para ocupar ese cargo, pero a mí no me pidieron mi opinión”.
Es obvio que al igual que muchos integrantes de la izquierda mexicana, empresarios, gente honorable, sectores sociales que votaron por un cambio, no están de acuerdo con el rumbo que están tomando las cosas y los conceptos de quienes van a representar al próximo gobierno.
López Obrador sigue en la creencia que el voto mayoritario de los mexicanos le otorgó un cheque en blanco, para tomar posesión de la patria con todo y el arcaico cargamento que tanto criticó, por ello que el desencanto se esté manifestando tanto afuera del movimiento de regeneración, como adentro, prueba de ello es la molestia de Tatiana Clouthier.
El sector empresarial, con quien Andrés Manuel López Obrador había iniciado un maridaje y luna de miel, comienza a desbordarse con la toma de decisiones que hablan de un populismo extremo y un retroceso 30 años a lo más vil de la historia de México.
El Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Veracruz, en voz de su presidente José Manuel Urreta Ortega, levantó la voz a nombre de las regiones de todo el Estado, advirtiendo que le harán saber personalmente al próximo jefe del ejecutivo, que la decisión de imponer a Bartlett no les representa garantía de seriedad y respeto a las instituciones, por lo que defenderlo no cambiará la opinión de los hombres de negocio que representan el 80% de los empleos que se generan en el país.
Lo cierto, es que el encanto que los ciudadanos tenían con Andrés Manuel López obrador, que le dieron el triunfo el pasado 1 de julio, comienza ponerse rancio y aún faltan cuatro meses para que tome posesión.
CUITLÁHUAC... POCAS ESPERANZAS
El gobernador electo de Veracruz Cuitláhuac García no da rasgos de querer integrar un gabinete con hombres y mujeres honestos, honrados y talentosos del estado, se hace acompañar de lo más cuestionable del priismo, como los que acompañaron a Salvador Manzur con delitos electorales en la era de Javier Duarte de Ochoa, en la Secretaria de Turismo se apuntaron dos, Reinaldo Quirarte Mora con el ínfimo requisito de pertenecer a la asociación de moteles de Xalapa, así como Tony Hanna con el único antecedente de haber operado una agencia de viajes que desapareció. A Cuitláhuac García se le olvidó que con el Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Veracruz firmó un documento denominado “Compromisos por un Mejor Veracruz”, donde acordaron tomar decisiones para el crecimiento y progreso del Estado, por consiguiente, el compromiso de consensuar la designación del próximo Secretario de Desarrollo Económico y Portuario, sobre quien José Manuel Urreta dijo que tenía que ser “un empresario exitoso, acostumbrado a pagar nómina de una abultada planta laboral, estar al corriente con sus impuestos y mantener una empresa próspera”, con lo cual queda claro que los hombres de negocios de Veracruz no quieren un buscachambas, fracasado, sin empresa ni tampoco un académico que jamás haya sudado para pagar una nómina.
No pos esta fácil ¿o usted que cree?
Comentarios a: vivirenelgolfo@gmail.com

Compartir


Otras Columnas

Desarrollado por iworks.mx