Bienvenidos a Radio Bemba Veracruz
Miércoles 19 de Junio de 2019
2291539165
Las Co- mentadas . MACHISMO
Por Luis Antonio Pérez Fraga

Fecha: 11/02/2019
Hora: 14:29 hrs.

El machismo es una expresión derivada de la palabra macho, definido como aquella actitud o manera de pensar de una persona (generalmente de un varón) quien es el jefe de familia (quien toma las decisiones en casa) protector o sostenedor del hogar. Es una ideología que engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias destinadas a promover la negación de la mujer como sujeto, indiferentemente de la cultura, tradición, folclore o contexto. Para referirse a tal negación del sujeto, existen distintas variantes que dependen del ámbito que se refiera, algunos son familiares (estructuras familiares patriarcales, es decir dominación masculina), sexuales (promoción de la inferioridad de la sexualidad femenina como sujeto pasivo o negación del deseo femenino) económicas (infravaloración de la actividad laboral, trabajadoras de segunda fila) legislativas (no representación de la mujer en las leyes y por tanto, no legitimación de su condición de ciudadanas, leyes que no promuevan la protección de la mujer ni sus necesidades) intelectuales (inferioridad en inteligencia, en capacidad matemática, en capacidad objetiva, en lógica, en análisis y tratada como astucia, maldad, subjetiva, poco coeficiente intelectual), anatómicas (poca importancia al parto, poco papel en la reproductividad biológica) lingüísticas (no representación de la mujer en el lenguaje) históricas (ocultación de mujeres importantes dentro de la historia de la humanidad) culturales (representación de la mujer en los medios de comunicación como un cuerpo haciendo de ella misma un objeto en vez de un ser humano) académicas (poca importancia a estudios de género, no reconocimiento de la importancia del tocado feminismo) etc.
Algunos críticos consideran también machismo la discriminación contra otros grupos sociales, como en el caso de varones homosexuales, como “no masculino", además, se considera que el machismo presenta una correlación con comportamientos hetero-sexistas u homofóbicos, pues los roles de género definidos por el éste son propensos a ser incompatibles con prácticas y/o comportamientos propios de la comunidad LGBTI, al percibirlos como una violación de los roles tradicionales. Aquella conducta permea distintos niveles de la sociedad desde la niñez temprana hasta la adultez con iniciaciones de fraternidades y otras presiones de los llamados grupos.
En mis tiempos la palabra “machismo” significaba a los hombres que tenían un profundo desprecio hacia la mujer, a quien humillaba a su esposa o novia ¡peor! a quienes las golpeaban. Hoy una palabra con referencia a esta violencia hacia la mujer inunda todos los periódicos de la república mexicana: “Feminicidios” es una nueva palabra en el diccionario y se trata de los asesinatos que se cometen contra mujeres por el simple hecho de serlo.
El feminicidio es un crimen de odio, entendido como el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer. El concepto define un acto de máxima gravedad en un contexto cultural e institucional de discriminación y violencia de género ​ que suele ser acompañado por un conjunto de acciones de extrema violencia y contenido deshumanizante como torturas, mutilaciones, quemaduras, ensañamiento y violencia sexual contra las mujeres y niñas víctimas de este. Diana Russell, promotora inicial del concepto, lo definió como “el asesinato de mujeres por hombres motivados por el odio, desprecio, placer o sentido de posesión hacia las mujeres”.​ De acuerdo a Russell, “el feminicidio representa el extremo de un continuo terror antifemenino que incluye una amplia variedad de abusos verbales como físicos, tales como violación, tortura, esclavitud sexual (particularmente por prostitución), abuso sexual infantil incestuoso o extrafamiliar, golpizas físicas y emocionales”.​ Varios países lo han incluido como delito en sus legislaciones penales con variaciones en el tipo penal. Desde diciembre de 2018 el Diccionario de la lengua española define “feminicidio” como el “asesinato de una mujer a manos de un hombre por machismo o misoginia”. Comenzó a difundirse desde que Diana Russell lo utilizara en 1976 ante el Tribunal Internacional de los Crímenes contra la Mujer.​ La introducción al idioma español se produjo a partir de la segunda mitad de la década de 1990 a raíz de la traducción del concepto aportado por Russell y en el marco de las revelaciones sobre impunidad en los asesinatos de mujeres de Ciudad Juárez en México, para poder expresar la gravedad de una conducta generalizada en la sociedad contemporánea, para la que no había una palabra en especial.
Todos los días hay asesinatos de muchos hombres y muchas mujeres, pero cuando por su condición de mujer son asesinadas a manos de bestias que las matan a golpes por violarlas, mancillarlas o por el simple hecho de haber estado borrachos o drogados es aberrante y representa el 10 % del total de homicidios. Cada día son más significativos los abusos de algunos hombres a las mujeres, hoy por ejemplo en la ciudad de México, se está dando un fenómeno que tiene aterrorizadas a las féminas en la ciudad capital que son los secuestros para abusarlas en las salidas de diversas estaciones del metro, se están implementando ya operativos, pero sobre todo se están organizando las mujeres ¡entre ellas mismas! para protegerse. Las autoridades capitalinas dijeron que no habían tomado cartas sobre el asunto ante la ausencia de denuncias, y a partir de ahí, comenzaron a llegar ¡en cascada! de muchas mujeres ¡armadas de valor! que tuvieron la grandeza de enfrentar a los agresores a través de una denuncia judicial. Ahora, está en manos de las autoridades de aquella ciudad responderles con eficacia.
Cualquiera se preguntaría ante la evidencia estadística: ¿Por qué ahora los jóvenes le pegan más a su novia o mujer? Será acaso por la ola de criminalidad desatada en México desde hace ya 20 años en la que generaciones enteras de esos jóvenes han crecido y vivido en la cultura de la violencia, pues desde que ellos nacieron ésta ya estaba ahí... ya existía.
Mucha influencia también deben tener los videojuegos violentos, por ejemplo, existe uno que se llama “Grand Theft Auto: San Andreas” en donde los premios son drogas, y por golpear mujeres ¡ganas puntos! o por golpear prostitutas o matarlas o atropellarlas, y esta cultura se ha ido arraigando en nuestra niñez mexicana, pues los jóvenes de hoy, aspiran a ser... o políticos o narcos; dice el 62% de la estadística, pues están viviendo en un entorno violento y les gusta la vida fácil y ¡linnda! para ellos, casi es normal, tenerla a toda costa... y entonces uno se pregunta; bueno ¿Qué estos cabrones no tuvieron mamá? Sé que ¡no tienen madre! pero... ¿No tienen hermanas, tías, primas? Acabo de leer con profunda tristeza sobre la señora que mató a sus ¡3 hijos chiquitos! cortándoles el cuello y luego ella se suicidó de la misma manera pues venía huyendo de la violencia intrafamiliar del marido, impotente ante la vida... tomó la más fatal decisión, pero también triste y vacía por dentro, de tanto maltrato recibido por el desprecio de un marido equivocado que la orillará a tan lamentable y espeluznante suceso, o la que se lanzó del puente con su hijo de 10 años en los brazos arrancando las lágrimas de todos los rescatistas.
En lo primero en lo que se debe de trabajar por parte del gobierno, es en la procuración de la integración familiar; en brindar herramientas de defesa para las mujeres; campañas de prevención, fuerte difusión de teléfonos de auxilio, de asesoría psicológica, policial, clínica y física. Cuidemos ¡Entre todos! a nuestras mujeres, pues para lo que algunos representan un objeto, para otros, los muchos más, son la mejor creación de Dios sobre la tierra y quienes nos complementan con su cariño, profundo amor y comprensión... ¡Irreemplazables!... ¡Que vivan las mujeres!

P.D.- ¿Sabía Usted Qué?...
-Los Buzos ¡siempre! se tiran hacia atrás, ya que, si se tiraran hacia adelante, caerían adentro de la lancha o el bote.
Jajajajaja.

Las Co-mentadas en : lperezfraga@yahoo.com.mx
Si

Compartir


Otras Columnas

Desarrollado por iworks.mx